dimarts, 10 de juliol de 2012

El trabajazo que dio la boda de Iniesta y Anna Ortiz


El domingo me tocó trabajar un montón de horas. Como muchos ya sabéis trabajo en un periódico local de Tarragona ciudad y el hecho de que Andrés Iniesta y Anna Ortiz decidieran casarse en el Castell de Tamarit, situado a las afueras de Tarragona, se tradujo en muchísimo trabajo.

Horas y horas de guardia, de espera, para conseguir una imagen, alguna declaración… Por un día mis compañeros y yo trabajamos al más puro estilo prensa del corazón y la conclusión al final del día (después de más de diez horas sin parar) fue: la próxima vez os casáis en Fuentealbilla!

A mi me gustan las bodas, pero lo que me gusta es ayudar a organizarlas o asistir a ellas, para nada me gusta estarme horas delante del ordenador controlando que está pasando en cada momento, avisando a mis compañeros de lo que está sucediendo en cada lugar y menos estarme hasta las tantas de la noche escribiendo sobre una boda de la que no he visto nada de nada.

Jaume Sellart/EFE

Yo me pasé la tarde rastreando Twitter en busca de cualquier pequeño detalle que pudieran colgar los invitados de la boda. Al final supimos que él había entrado con la banda sonora de Gladiator de fondo y ella con la de El Guardaespaldas. ¡Y el menú! Los invitados comieron ensalada de bogavante sobre carpaccio de melón con jamón de bellota, paletilla de cabrito asada a la jardinera con espárragos y beicon con setas. Acto seguido degustaron un sorbete de limón con cacao natural y una sinfonía nupcial con delicias de praline de chocolate. Finalmente, el pastel fue a cargo de la familia Farga-Farggie, estrechamente relacionada con Iniesta.

El secreto mejor guardado de la boda, el vestido de la novia, la verdad es que me decepcionó un poco. Anna Ortiz escogió un modelo de seda en blanco roto de la diseñadora catalana Teresa Helbig de inspiración años 20 con escote en forma de V y que dejaba la espalda completamente al aire. Para el complementar el velo Anna escogió un tocado tipo turbante con flores bordadas que no me gustó nada de nada...

Jaume Sellart/EFE
Jaume Sellart/EFE
Jaume Sellart/EFE
Jaume Sellart/EFE
Jaume Sellart/EFE
Jaume Sellart/EFE
Jaume Sellart/EFE
 
Y por si con el día de la boda no hubiese tenido suficiente, ayer me tocó preparar una noticia para el periódico de hoy investigando que había sucedido durante el banquete (podéis leerlo todo en aquí). Pude enterarme de que todos los jugadores y vips del Barça se habían ido de la celebración justo después de que los novios cortaran el pastel y de que los novios terminaron la noche sentados en el jardín de Mas d’enRos, el restaurante donde se celebró el banquete, viendo la salida del sol acompañados por algunos familiares. Le pedí a Marieta de Quiero una boda perfecta unas fotos que había conseguido ella en exclusiva de la celebración y todavía me ha quedado una noticia bastante digna.

Tengo que decir que el vestido que eligió Anna para la fiesta sí me gustó. También era de Teresa Helbig, pero esta vez menos recargado y de inspiración años 30, pero supongo que lo que más me convence es que se quitó ese tocado que, para mi gusto, no la favorecía para nada…

Quiero una boda perfecta

Para mañana me guardo otra sorpresa de la boda que seguro que muchos no habréis visto todavía ;)

¿Qué os pareció a vosotros la boda? ¿Y el vestido de Anna Ortiz?

12 comentaris:

  1. A mi el primer look no me gustó demasiado, el segundo sí. El ramo es una preciosidad.
    http://www.mycutebride.blogspot.com.es/

    ResponElimina
    Respostes
    1. Estoy de acuerdo con el tema del ramo, es muy bonito!

      Elimina
  2. Pues a mí sí que me ha gustado el vestido, y el tocado y todo! La verdad es que esta chica tiene una cara muy dulce, iba bien guapa en todo momento, la verdad...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya está bien que a alguien le guste! Que para gustos los colores! :)

      Elimina
  3. Uolaaaaa,

    Doncs a mí el que no m'ha agradat massa és el vestit, el tocat sí. I home, suposo que va ser un rollo, però ja t'ho canviava jo que treballo de periodista econòmica, les notícies que em toca escriure són molt més engorroses, jejeje

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jajajaja! Va ser un rollo per les moltes hores que ens va tocar currar i els pocs "fruits" que vam poder treure aquell dia perquè, a més, estava tot bastant mal organitzat... Treballo en un diari molt petitet així que ens toca fer de tot i de tant en tant també exerceixo de periodista econòmica... De fet, tots els redactors ho fem! Som pluridisciplinars! xD Passem de la boda a temes d'urbanisme amb un tres i no res! :)

      Elimina
  4. En mi opinión, los vestidos (ambos) le quedan un poquito grandes. Pero sin duda...me quedo con el segunndo!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Con lo flacucha que está incluso una XXS le debe venir grande... Yo también me quedo con el segundo!

      Elimina
  5. Yo creo que iba muy guapa y muy en su estilo, pero bueno, la verdad es que yo también me quedo con el segundo!!

    Un beso grande!!

    http://tuplanbodas.blogspot.com.es/

    ResponElimina
  6. Cada novia tiene que estar a gusto con su vestido y si ella era como se veía bien y se sintió identificada no hay más que hablar.......
    Ahora tengo que decir que no es de mi estilo la verdad, y creo que hubiera estado todavía más guapa con otro tipo de vestido, pero guapa estaba eso sí.

    Besos!
    www.ideasparatuboda.blogspot.com

    ResponElimina
  7. El problema para mi gusto es la extremada delgadez de la novia. Cualquiera de los dos looks (para mi gusto muy bonitos) le hubiera quedado fantástico con unos kilitos de más. En todo caso, cada persona debe conocerse y, por tanto, adaptar la ropa que le gusta a su morfologia. Lo que me parece alucinante es que la propia diseñadora no haya reparado en ello.
    Besos!
    Mrs. Shoes.

    ResponElimina
    Respostes
    1. És que no té res aquesta noia... Jo crec que de perfil no se la deu veure! ;)

      Elimina