dijous, 22 de març de 2012

Un DIY casolà amb fruita de la temporada


Aquesta setmana ha arribat la primavera i amb ella les parades del mercat s’han començat a omplir de maduixes. És per això que avui us vull proposar un detallet per regalar a la vostra boda que es pot fer a casa, que és low cost i que deixarà amb la boca oberta els vostres convidats. Us parlo de fer melmelada de maduixa casolana.

FanPop

Els ingredients que necessiteu i les proporcions són les següents (en funció de la mida dels pots que utilitzeu i del número de convidats n’haureu de fer més o menys): un quilo de maduixes, 600 grams de sucre i el suc de dues llimones.

La flor del calabacín

Primer pas. Rentar les maduixes amb aigua, treure’ls la tija i tallar-se en quarts.

Segon pas. En una cassola d’acer inoxidable hi poseu les maduixes, el sucre i el suc de les llimones. Llavors ho deixeu macerar durant un parell d’hores (més o menys) i de tant en tant aneu remenant.

Tercer pas. Passades les dues hores poseu la cassola al foc i quan comenci a bullir ho poseu a foc lent i ho deixeu coure durant uns 25 minuts. La barreja anirà fent una escuma que se li ha d’anar traient. De tant en tant, remeneu.

Quart pas. Si quan han passat els 25 minuts la barreja encara està massa líquida, deixa-ho coure fins que estigui al teu gust. Llavors ja pots col·locar-la als corresponents pots de vidre.

Cinquè pas. Com que la melmelada no es consumirà ràpidament per fer la conserva heu d’agafar pots de vidre que estiguin en perfecte estat, sense esquerdes ni cops a la tapa. Els netegeu, es couen amb aigua durant tres minuts i es deixen escórrer. Després s’hi posa la melmelada tal i com surt del foc, bullint. S’omplen fins dalt, es col·loca la tapa i es posen de cap per avall perquè d’aquesta manera el poc oxigen que quedava a l’interior desapareix i queda al buit.

Sisè pas. Un cop freds, s’etiqueten o es decoren com es vulgui i es poden guardar durant una temporada en un lloc fresc i bastant fosc. Si hi fa una mica d’humitat millor.

Us deixo amb algunes idees de com podríeu decorar els vostres pots de melmelada. Trobo que queden genial com a detall per una boda amb aire rústic.

Einkaufen
A cat in the kitchen
Fairy hollow gift shop
Intimate Weddings
Laurenm Blogs
Wendy Sue Anderson Blog

Us animeu a preparar un regal d’aquest estil vosaltres mateixos? Si ja us heu casat, vau regalar algun detall comestible casolà?


Esta semana ha llegado la primavera y con ella los puestos del mercado han empezado a llenarse de fresas. Es por ello que hoy os quiero proponer un detallito para regalar en vuestra boda que se puede hacer en casa, que es low cost y que dejará con la boca abierta a vuestros invitados. Os hablo de hacer mermelada de fresa casera.

Los ingredientes que necesitáis y las proporciones son las siguientes (en función del tamaño de los botes que utilicéis y del número de invitados tendréis que hacer más o menos): un kilo de fresas, 600 gramos de azúcar y el zumo de dos limones.

Primer paso. Lavar las fresas con agua, sacarles el tallo y cortar en cuartos.

Segundo paso. En una cazuela de acero inoxidable poner las fresas, el azúcar y el zumo de los limones. Entonces lo dejáis macerar durante un par de horas (más o menos) y de vez en cuando removéis.

Tercer paso
. Pasadas las dos horas ponéis la cazuela al fuego y cuando empiece a hervir lo ponéis a fuego lento y se deja cocer durante unos 25 minutos. La mezcla irá haciendo una espuma que se le tiene que ir sacando. De vez en cuando, removedlo.

Cuarto paso. Si cuando han pasado los 25 minutos la mezcla aún está demasiado líquida, deja cocer hasta que esté a tu gusto. Entonces ya puedes colocar la mermelada en los correspondientes botes de vidrio.

Quinto paso. Como la mermelada no se consumirá rápidamente para hacer la conserva tenéis que coger botes de vidrio que estén en perfecto estado, sin grietas ni golpes en la tapa. Los limpiáis, se cuecen con agua durante tres minutos y se dejan escurrir. Después les ponéis la mermelada tal y como sale del fuego, hirviendo. Se llenan hasta arriba, se coloca la tapa y se ponen boca abajo para que de esta manera el poco oxígeno que quedaba en el interior desaparezca y queda al vacío.

Sexto paso. Una vez fríos, se etiquetan o se decoran como se quiera y se pueden guardar durante una temporada en un lugar fresco y bastante oscuro. Si hace un poco de humedad mejor.

Os dejo con algunas ideas de cómo podría decorar vuestros botes de mermelada. Creo que quedan geniales como detalle para una boda con aire rústico.

¿Os animáis a preparar un regalo de este estilo vosotros mismos? ¿Si ya se habéis casado, en vuestra boda regalasteis algún detalle comestible casero?

2 comentaris:

  1. ¡Son muy chulas! Yo voy a regalar tarritos de miel de mi tierra, y decoradas están súper chulas, un detalle muy dulce, espero que guste!!
    Las mermeladas también quedan muy bonitas, es muy buena opción!!
    Un besito

    ResponElimina
  2. Jo vaig regalar potets de mel (quina coincidència) i van agradar molt!!

    ResponElimina